el azucar es malo para la salud
Publicado por timniko el día 20/03/2021

Azúcar, dulce suicidio

Vale, el azúcar no te va a matar ahora mismo, no es veneno, pero tampoco es una sustancia dulce que sólo te engorda o te provoca caries. Va mucho más allá.

Pero si son solo 16 calorías por cucharadita… ¡exagerados! ¿Qué mal puede hacernos? Ya sabes que es adictivo, ¿verdad? Y que tampoco tomas una cucharadita ni 2 ni 3… hasta te lo bebes. Las bebidas y alimentos que menos te imaginas esconden azúcares añadidos. Los principales culpables de la mayoría de enfermedades crónicas de nuestra sociedad actual.

Principales enfermedades relacionadas con el consumo de azúcar (sacarosa*) :

  • Diabetes: Un importante estudio (datos de más de 175 países) relaciona su consumo con la diabetes (independientemente de otros factores como actividad física o grasa corporal)
  • Debilidad sistema inmunológico: Nuestro sistema inmunológico se debilita durante 6 horas. En la que somos más vulnerables a gérmenes, virus y bacterias nocivas.
  • Enfermedad coronaria: incremento de mortalidad por enfermedad coronaria relacionada con el mayor consumo de azúcar (estudio)
  • Obesidad: ampliamente demostrado (estudio). El British Medical Journal realizó una de las investigaciones más completas sobre la materia (estudios observacionales y ensayos clínicos). Las conclusiones son claras: “en dietas libres, la ingesta de azúcar y bebidas azucaradas es un factor determinante en el peso corporal“.
  • Infarto cerebral: (estudio)
  • Problemas metabólicos; resistencia a la insulina (estudio).
  • Empeoramiento cardiovascular: empeora a corto plazo los indicadores principales de salud cardiovascular como triglicéridos y presión arterial (estudio).
  • Hipertensión: eleva la presión sanguínea (primera causa de hipertensión)
  • Cáncer: ¿Sabías que también a las células cancerígenas les proporciona alimento para poder sobrevivir? toda la información en “El cáncer se alimenta de azúcar
  • Alzheimer: No te pierdas el artículo “La conexión entre el azúcar y el Alzheimer es cada vez es más evidente
  • Eczema: la piel, es altamente vulnerable a los elevados índices de glucosa en sangre; puede provocarnos pequeñas erupciones, caspa, manchas, hasta ulceraciones e inflamación (dermatitis).

¿Por qué nos gusta tanto el sabor dulce?

Las personas elegimos lo que queremos comer principalmente por el sabor ¿Y por qué elegimos el dulce? ¡La respuesta la encontramos en nuestros genes!

Los sabores dulces se asocian con comidas seguras. Los sabores amargos se relacionan con comidas tóxicas. Por lo que nuestros antepasados distinguian un alimento y un veneno en función de si este era dulce o amargo

Los sabores dulces provenían de fuentes de energía escasas (frutas maduras/leche materna). Por lo que la dificultad de nuestros antepasados por conseguir estos alimentos hizo que nuestro cerebro lo recompensara con liberaciones de serotonina (sensaciones placenteras).

Maldita serotonina…

¿Y que hizo la industria alimentaria cuando se dió cuenta de que el azúcar de los alimentos podía provocarnos un “subidón”de serotonina? ¿Fomentar el consumo de alimentos que contienen azúcares naturalmente presentes para aprovechar las vitaminas que estos aportan? Jaaaaaaa!

Aprovechar la reacción que el azúcar provoca al cerebro e incluirlo en la gran mayoria de productos procesados (comidas y bebidas).

Así es.. ¡Fiestaaaa! Vamos a extraer el azúcar en su estado puro y a refinarlo.. El azúcar refinado no aporta NADA, ni vitaminas, ni enzimas, ni minerales, ni fibra… absolutamente nada.

Su único objetivo; conseguir que sus productos sean más apetecibles y adictivos… Y tu, yo y el vecino consumamos más, más y más.. Clink clink! Cash! ¿Te recuerdo a algo? Mal piensa y acertarás. ¡Efectivamente una droga!

¿Sabías que el azúcar es más adictivo que la cocaína?

Veamos una comparativa rápida:

  • Son una sustancia química pura, que se extrae de fuentes vegetales con el único objetivo de generar un estado de placer…
  • No son alimentos, no aportan NADA, ni vitaminas, ni enzimas, ni minerales, ni fibra… absolutamente nada.
  • Son sustancias blancas cristalinas altamente refinadas que producen fuertes efectos físicos y emocionales.

No solo son semenjanzas superficiales. Hay estudios que determinan que el azúcar es tan adictivo como la cocaina. Te lo contamos.

“El azúcar debe considerarse como “una droga de entrada”. La adicción al azúcar es tan real y perjudicial como estar enganchado a las drogas reales”. Así concluye el estudio realizado por un científico cardiovascular, un médico generalista y un especialista cardiológo.

De su estudio, publicado en el British Journal of Sports Medicine destamos:

  • los adictos al azúcar experimentan el mismo tipo de cambios en el comportamiento y química del cerebro como los adictos a las drogas
  • Se ha demostrado una superposición importante entre el consumo de azúcares añadidos y los efectos similares a fármacos. Incluyendo consumo compulsivo, ansiedad, tolerancia, abstinencia, sensibilización cruzada, tolerancia cruzada, recompensa y efectos opioides”.

Pero tranquilos, los adictos al chocolate no necesitamos acudir a rehabilitación. Existe una gran variedad de productos dulces deliciosos sin azúcares añadidos.

Así que, STOP, no vamos a contribuir a que las grandes empresas que controlan la industria alimentaria (que dependen del azúcar para aumentar sus beneficios), nos sigan intoxicando. Aunque en todo esto… ¿sabías que también la industria farmacéutica también juega su papel?

Países desarrollados, alimentados pero desnutridos:

  • El azúcar reduce las ganas de comer alimentos nutritivos. Lo que puede provocar carencias nutricionales.
  • No solo no aporta nada a nivel nutricional (no contiene vitaminas, ni minerales..). Sino que se las roba al cuerpo para que pueda procesar.
  • Contiene alérgenos: La doctora Hulda Clark, detectó fibras de Asbetos y el alérgeno D-Manitol en todas la variedades de azúcar testadas. El Asbetos, tan afilado como el cristal, agujerea las células del organismo. El D-Manitol debe evitarse en casos de cáncer de recto, tendones, alveolos y uréter.

¿Y si quiero comer dulce?

Mis recomendaciones son;

  • Como hacían nuestros antepasados, busca el sabor dulce en la naturaleza, principalmente en las frutas.
  • Busca un equilibrio nutricional, los azúcares naturales son sanos hasta cierto límite. En el balance de la nutrición está el éxito de tu salud.
  • Consume productos sin azúcares añadidos, deliciosos y prácticamente sin calorías.
  • Elige productos con edulcorantes sanos. Sorpréndete de la variedad de productos que existen sin azúcar. Las alternativas sanas y perfectas para poder seguir disfrutando de alimentos dulces.

¡Me encantaría saber tu opinión! Así como si hay algo que te interese plantéalo y quizás lo podas ver juntos en otro post 🙂 ¡Sé feliz!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *